Imborrable.

Cuando desperté ya era tarde, tarde para volver a comenzar. Sí todo tiene un final, pero uno es el que lo tiene que poner, los finales llegan primero y luego en uno o al revez en algunos casos. Para poder ver el sol de nuevo solo tenemos que sumergirnos en las nubes y volver a soñar. Volver a soñar, porque al fin y al cabo la esperanza de cumplir nuestros sueños es los que nos motiva a seguir. Vale más perder pero haberlo intentado que perderse en el miedo de hacerlo. El miedo no nos lleva a nada, más que a la desdicha misma de uno.
Sí vos no confías en vos, nadie más lo va a poder hacer. Todos atraemos a las personas, a las experiencias, es como un imán de esos que van en la heladera que siempre se pega al metal, siempre. Atraemos la gente que nos rodea, atraemos con nuestros sentimientos las experiencias.
Siempre detrás de un final hay un nuevo comienzo ¿no? tal vez así sea. Pero si realmente quisiste a una persona, ¿cómo dejar esos sentimientos atrás? realmente es complicado nos cegamos en eso y no podemos salir. Dicen que el amor verdadero no se olvida, olvidar es bastante fuerte decirlo. Olvidar, ¿olvidar qué? todo lo que pasó, lo que sentiste, eso no se olvida saben... en todo caso dejar ir a esa persona de nuestra mente y así de nuestra vida, todo pasa por algo.
Seamos felices por nuestra cuenta, vivamos a pesar de todo. Hoy en día la gente está tan ocupada de hacer dinero, parece que para ser feliz necesitas solamente el dinero, dinero dinero y dinero. Pero ¿qué es el dinero? un simple papel que vale, pero no vale más que nuestra vida. Está bien nos alegra comprarnos un par de zapatos o una linda remerita, pero con el tiempo queremos más, más remeritas y zapatos por poner un ejemplo claro y sintético no, pero la remerita se empieza a desteñir con el paso del tiempo, los zapatos se rompen y quedamos igual que al principio, sin nada. Nos alegra un rato ir de compras y gastar, pero eso no hace la felicidad de ninguna manera, porque siempre te terminas dando cuenta en que consiste vivir y no se basa en eso. Hoy se mata por el dinero, se arman conflictos, golpes de estado y muchas cosas más. No hace falta tener dinero para ser feliz, sí el dinero calma los nervios y cubre los deseos, pero por más que tengas todo si realmente no sos feliz, lo material no te lo va a dar.
Hay gente que sabe como aprovecharlo, sabe como disfrutar ese dinero para ser aún más felices. Como gente que se va de viaje con su familia, amigos o pareja, eso me parece una buena forma de aprovechar el dinero, viviendo momentos con los que más queremos, sea un viaje un simple vaso de agua. Pero la mayor parte, vive por el dinero sin darse cuenta de que al fin y al cabo todos abandonamos esta existencia, y lo que no nos llevamos es ese papel. Todo lo contrario nos recogemos momentos, nos basamos en momentos.
Yo soy más feliz con un mate, buena charla y buena música que yendo a un shopping reventando una tarjeta, porque al fin y al cabo el dinero te hace compulsivo, es buscar en otra parte lo que no podes ver en vos.
La felicidad está en uno, todo se basa en momentos... no importa si sos más lindo, más alto o más bajo importa si disfrutas o no, si vivís. Ojo en la sociedad se aparenta que el más lindo, el modelito es el más feliz y que si no tenes una talla de 90-60-90 o unos ojos claros que iluminan, no tenes nada pero no es así, hay que aceptarse a uno como es.Si no vivís, si no disfrutas, no intentas no hay nada.
Si se ponen a pensar la gente más feliz no es la que tiene una gran mansión con una gran pileta como en las películas o un gran amor de novela, sino es más feliz las personas que disfrutan y aman lo que tienen, se aman.
Considero que hay que aceptarse como es uno y disfrutar, otra no queda. Intentar cumplir nuestros sueños, que es lo que realmente importa, o a caso quieren llegar a grandes y decirle a sus hijos sí yo tenía un sueño, pero no lo cumplí o sí yo tenía un gran amor del cual no me animé, y se pasó la oportunidad. No gente, quien no se arriesga no gana, quien no lucha no encuentra, quien no disfruta no vive, quien piensa que una caída es una derrota está equivocado, y quien no se ama, no ama.
Las derrotas son victorias mismas, es perdedor quien no se animó a cumplir sus sueños o a demostrar lo que le pasa, es ganador quien intenta y intenta, sin dejar que nada le gane. 


by: cami.

No hay comentarios:

Publicar un comentario