No necesitas nada de lo que perdiste.

Cómo empezar a escribir algo que sucedió, algo que pasa. Cómo seguir intentando, cómo luchar. Realmente no encuentro esa respuesta, no encuentro. No es fácil mirarse a uno y aceptar las derrotas, aceptar lo que pasa. Aunque digamos que todo es difícil, es realmente fácil sólo que hacemos que todo sea de otra forma. Buscamos que las cosas vayan por otro camino, por otro lugar el cual elegimos, desafiamos al destino nos desafiamos... para para realmente, ¿nos desafiamos? o ¿desafiamos a lo que creemos que es el destino?.
Ya no me parece extraño levantarme y no escuchar tu voz. Ya no es extraño lo que creía imposible, ya nada es igual. Uno mejora, siempre mejora. Uno lucha, sueña y intenta amar.
Tratamos tanto de superar al otro, que nos olvidamos de superarnos nosotros mismos. Intentamos buscar en otro lo que literalmente en uno no encontramos, intentamos ponerle la responsabilidad al otro de nuestra felicidad y de nuestra sonrisa. Sin darnos cuenta que nadie tiene que llevar esa carga ni ese peso que es nuestra alegría y bienestar. Que cada uno es responsable de la vida, es responsable de las decisiones que toma y que no se tiene que arrepentir, porque por algo las tomó.
¿Existen las segundas oportunidades?  o ¿todo siempre vuelve hacer lo mismo?, preguntas sin respuestas, por ahora... sí por ahora. 
Tal vez existan, para algunos. Pero si pasó una vez, puede pasar otra. Pero si te importa la persona, ¿cuál hay? no existen reglas para el amor, quien no lo pasa.. no lo entiende. Perdona o aprende a perdonar y a no guardar rencor, no intentando hacer como si no pasó nada o no haciéndote cargo de las cosas, porque por más que lo quieras creer, las cosas suceden y sucedieron... las cosas pasaron y en su momento fue lo que uno quiso o quiere. Porque podes mentirle al resto, pero a vos mismo nunca.
No se es todo tan confuso. Un día creemos que una persona es una cosa, lo miramos con otra mirada, confiamos, aceptamos todas sus virtudes y defectos, le brindamos todo de nosotros. Y esa persona por así decir, te desilusiona... sí palabra fuerte, pero real. Muy real, a la vista del mundo. Pero no está mal, porque somos humanos y convivimos con el alrededor, si esa persona desilusiona es porque esperábamos mucho más, queríamos mucho más. Y la mayor parte guarda rencor a esa persona que lo desilusionó y se arrepiente de haberlo conocido, pero... ¿saben qué? somos personas y cometemos errores, pero aprendemos de todos ellos. Nada es en vano, ¿arrepentirse? paf eso si que no existe en mi vocablo! no nos podemos arrepentir de algo que en su momento quisimos.
Todos formamos parte de experiencias de otros y todos forman parte de nuestras experiencias, uno es por así decirlo un "error" de alguien y el otro es el "error" de uno.
Todo pasa por algo, cada cosa tiene su momento y su espacio. 
Por eso, hoy en día empeñemos nos en superarnos a nosotros mismos, en superar nuestros propios miedos, en sobreponernos al pasado y vivir nuestro presente. ¿Qué el tiempo se pasa volando? já ¿te queda alguna duda? si te pones a pensar, ya estamos a mitad de año, las hojas se caen y cada vez falta menos para el invierno tan temido por muchos y tan esperado por otros. Y cuando te quieras acordar, vas a estar festejando un nuevo año, otro nuevo comienzo... como cada día.
Permitite sentir, permitite ser feliz. La vida es hoy, lo que vale es el presente...


by:camila.

4 comentarios:

  1. Anónimo7.5.12

    te amo otra vez !

    ResponderEliminar
  2. Que bonito tu texto, tienes mucha razón. Te sigo y te invito a seguirme si gustas, saludos :)

    ResponderEliminar